a

¿No fuiste responsable con tu cuerpo en décadas pasadas?, ¿Quieres cambiar la forma en la que luces?, ¿Deseas saber cómo ganar masa muscular a los 40?

Con el pasar del tiempo nuestro organismo va cambiando y sus procesos fisiológicos se vuelven más lentos. Por lo tanto, tu musculatura no se recupera ni se tonifica al igual que cuando tenías veinte. Tu resistencia, tu energía y tu fuerza también son variables que se modifican con el paso de los años.

Pero estas variaciones no necesariamente tienen que ser negativas. Cada edad viene acompañada de múltiples virtudes y experiencias. Así que, sí se puede ganar masa muscular a los 40, mientras tengas tus metas claras y adecues tus hábitos en función de estas.

No se trata de eliminar por completo aquello que disfrutabas en otras etapas de tu vida. Más bien, se encuentra relacionado con la aplicación de distintas herramientas de forma más consciente e inteligente.

El secreto está en variar tanto la alimentación como el entrenamiento, para que puedas acelerar el proceso de recuperación muscular y evitar lesiones. Te invitamos a continuar con la lectura y conocer más sobre la ganancia de musculatura a los 40.

¿Cómo ganar masa muscular a los 40?

Para ganar masa muscular a los 40 debes crear un balance entre los alimentos que consumes y los ejercicios que realizas, ya que así podrás alcanzar los resultados que buscas. Es fundamental que tomes en cuenta que a partir de los 30 inicia naturalmente el proceso de degeneración muscular. Lo que quiere decir que su desarrollo se detiene y se reduce el porcentaje de tejido muscular en el cuerpo. 

Además, la fuerza y la resistencia también suelen verse afectadas. Con base en esto, el modelo de entrenamiento que efectúes debe estar diseñado de manera congruente con los grados de decadencia muscular. Siempre se debe tomar en cuenta la condición física del paciente, la edad y cualquier limitación física que pueda tener. 

Una vez que estos factores sean evaluados por expertos, se puede establecer una rutina de ejercicios. Es importante limitar el entrenamiento cardiovascular o los ejercicios aeróbicos. Si bien estos ayudan a mantener el tono muscular del corazón y aumentan la capacidad pulmonar, deben estar complementados con un buen entrenamiento de fuerza.

En los casos donde el objetivo es ganar masa muscular, el enfoque debe estar dirigido hacia la ejecución de ejercicios con peso. Estos permiten enlentecer la pérdida de masa muscular y revertir algunos efectos del envejecimiento metabólico. Además, contribuyen a disminuir el riesgo sobre algunas enfermedades como la diabetes tipo 2, el cáncer, la hipertensión arterial y ciertas enfermedades cardíacas.

Sin embargo, tanto los entrenadores como los especialistas que consultes, deben indicarse con más detalles las particularidades de tus rutinas de ejercicio. Esto debido a que el enfoque en el peso debe estar acompañado de una regulación en las repeticiones y en las técnicas que apliques.

 

¿Qué debe cambiar en mi entrenamiento?

Así como a los 40 eres más propenso a perder musculatura, también tienes más probabilidades de sufrir lesiones. Por lo tanto, hay ciertas variables que debes tomar en consideración a la hora de efectuar tus ejercicios de pesas. 

Lo más importante es medir la cantidad de peso que levantas. Si eres una persona que no se encuentra habituada a esta clase de ejercicios, es mejor que empieces por un peso bajo. De igual forma, si venías con un régimen de peso bastante alto, recomendamos que lo disminuyas a un nivel más moderado. Así podrás mantener el esfuerzo muscular sin comprometer tu salud. 

Incluso, pudieras establecer rutinas conformadas mayormente por ejercicios de bodyweight, con bandas de resistencia o en los cuales utilices tu propio peso corporal. Son bastante efectivos y en su mayoría no suelen sobresaturar a las articulaciones. Ayudan a crear resistencia contra la gravedad y mantener el tono muscular. 

Además, te recomendamos cultivar la preparación previa al ejercicio. Muchos ignoran lo importante y beneficioso que puede ser un buen estiramiento antes de empezar con el uso de las pesas. Este paso puede ayudarte a reducir la tensión muscular acumulada y evitar un sobre entrenamiento.
Tampoco olvides descansar entre series para no saturar al músculo.

 Te recomendamos planificar tu calendario de tal manera que dejes días intermedios entre el entrenamiento de cada grupo muscular. Así potenciamos el proceso de regeneración y te aseguras de evitar lesiones.

¿Cómo ganar masa muscular a los 40?

Hábitos que debes cuidar a los 40

El peor enemigo de tus metas es el sedentarismo. Para poder ganar masa muscular a los 40 es fundamental que mantengas de forma disciplinada tu rutina de ejercicio. Entonces mantente activo y en movimiento. Está atento a tus movimientos, a las posturas que adaptes mientras entrenas y la cantidad de peso que levantas.

¡No te subestimes! Sin importar tu edad, aún puedes ser una persona saludable y con un cuerpo definido. Solo debe medirse y encontrar actividades que coincidan con tus gustos y objetivos. No debes saltarte el calentamiento y no debes olvidar integrar rutinas cardiovasculares algunas veces a la semana.

Si sueles hacer ejercicios en donde se puedan forzar las articulaciones, te recomendamos evitarlo. Reduce los levantamientos de peso sobre la articulación del hombro en posiciones de riesgo o cualquier ejercicio en que fuerces demasiado las rodillas. Estos suelen generar demasiada tensión sobre estas regiones y pueden ser realmente nocivos. 

Aléjate de cualquier ejercicio que pueda maltratar a tu columna. En conjunto con tus rodillas, esta estructura le da estabilidad a tu organismo. Sin embargo, puede sufrir daños considerables si efectúas de manera inadecuada los ejercicios o si exageras con el peso.

¿Cómo cuido mi alimentación a partir de los 40?

A nivel alimenticio, debes asegurarte de consumir la cantidad adecuada de proteínas, pues esto garantizará que cuentes con los suficientes macronutrientes para formar las fibras musculares. Si integras proteínas magras y con una buena cantidad de aminoácidos esenciales como el huevo, estarás haciendo un gran trabajo. 

También, debes consumir carbohidratos saludables y una buena cantidad de fibra para mantener el equilibrio. Evita el alto consumo de azúcares, grasas poco saludables, alcohol y otros alimentos que puedan ser nocivos. 

Debes buscar un buen aporte calórico para que mantengas un rendimiento adecuado al momento de ejercitarte. Igualmente, contará con la energía suficiente para recuperarte y equilibrar tu metabolismo.

Enviar comentario

Ver más

  • Responsable: PERPETUAL TRADE SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 10DENCEHISPAHARD SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit. Pellentesque vitae nunc ut
dolor sagittis euismod eget sit amet erat.
Mauris porta. Lorem ipsum dolor.

Working hours

Monday – Friday:
07:00 – 21:00

Saturday:
07:00 – 16:00

Sunday Closed

Our socials
About
Aceptar las cookies.    Más información
Privacidad